Agricultura Extensiva: Una alternativa sustentable de producir alimento

También conocida como explotación agropecuaria extensiva. La agricultura extensiva es un sistema de producción de cultivos que aumenta al máximo la productividad del suelo, evitando a toda costa el uso de productos químicos y enfocándose en los recursos naturales presentes en la zona.

Esta alternativa sustentable busca mejorar la fertilidad y capacidad de producir alimentos desde la tierra en un corto plazo, acelerando todo lo que ya se obtenía en otro tiempo determinado. Cabe destacar que este tipo de agricultura busca satisfacer las necesidades humanas y al mismo tiempo estando en armonía con la naturaleza.

Características de la agricultura extensiva

Esta práctica agrícola también se le nombra como agricultura de secano, ya que no depende de los sistemas de riego, sino que utiliza el agua de la lluvia para el desarrollo de los cultivos.

Este tipo de agricultura comprende una parte importante de lo que es la agricultura ecológica, gracias a que el cultivo se planifica y ejecuta acorde a las condiciones y recursos naturales del entorno.

Los cultivos extensivos son aplicados en amplias extensiones de terreno, para obtener mejores rendimientos por hectárea, que se dividen en parcelas que se disponen para la producción de un gran calibre de cultivos sostenibles.

La agricultura intensiva es todo lo contrario. Los cultivos intensivos necesitan menos tierra para producir la misma cantidad que los extensivos, pero con el uso de fertilizantes y pesticidas, cosa que los extensivos no necesitan.

Tipos de cultivos más comunes en la agricultura extensiva

Dentro de las legumbres más usuales a cultivar en la agricultura extensiva, un buen ejemplo son los garbanzos. También podemos encontrar los guisantes, cacahuetes, las habas o las lentejas, entre otros.

Entre los cereales se encuentran el trigo, el mijo, el centeno, la avena y la cebada.

En los árboles frutales, podemos ver ejemplos como el almendro, el olivo y el albaricoquero.

Entrando en la clasificación de las hortalizas y frutas hortícolas, las cebollas, los melones y el tomate.

Ventajas

Una de las más importantes es que, los cultivos extensivos no necesitan de una gran mano de obra, debido a que se manejan perfectamente sin la necesidad del uso de técnicas agronómicas tradicionales.

La naturaleza es el arte de Dios (Dante Alighieri).¡Haz volar al pajarito!

Utiliza sólo los recursos técnicos imprescindibles, por lo que se evita una mayor expulsión de gases contaminantes y CO2 a la atmósfera. Procura en el uso de la maquinaria únicamente para la recolección de cosechas amplias.

Gracias a sus extensos terrenos y hectáreas, el suelo que necesitan ocupar los cultivos no es excesivo. Por esta razón existirán zonas donde pueda desarrollarse de manera natural el pasto.

Otra gran ventaja es que se pueden ocupar las zonas de uso y las del entorno para la cría de animales, que a la vez que se alimentan de algunas fuentes, ayudan a nutrir la tierra con sus desechos, sin el uso de abonos sintéticos y contaminantes.

Pasto nativo

En la agricultura extensiva los animales se alimentan del pasto nativo, las probabilidades de lidiar con especies exóticas se reducen en gran medida.

Además, ayuda a eludir la eutroficación de las aguas, lo cual es causado por un exceso de nutrientes vertidos al suelo, filtrándose las aguas y provocando que se reproduzcan y multipliquen algas que acaban cubriendo en totalidad la radiación solar en el agua. Este proceso termina en una eutroficación de aguas y las algas se pudren.

Otra ventaja a destacar es que en ciertos cultivos llega a producir un mayor rendimiento. En el caso de los olivos, las aceitunas tienen la capacidad de producir mucho más aceite.

La agricultura extensiva basa su aprovechamiento en los recursos naturales a su alrededor. Su dependencia de cuidados es ampliamente menor que en el caso de los cultivos extensivos, que necesitan de una constante mano de obra.

Desventajas

Una de las desventajas a destacar es que necesita más terreno para compensar la cantidad de cosecha. En las explotaciones extensivas se respeta el ciclo de la naturaleza.

También eso lleva a que sus beneficios económicos se obtengan a un plazo más largo. Esto es así ya que no se utilizan productos sintéticos o químicos como en el caso de la agricultura intensiva.

La naturaleza nunca se apresura. Átomo por átomo, poco a poco logra su trabajo (Ralph Waldo Emerson).¡Haz volar al pajarito!

Hay que destacar que es mucho más propensa a sufrir daños con cambios climáticos extremos, provocado por su dependencia total de los recursos naturales aportados por el entorno que le rodea, por lo que lluvias extremas, sequías y heladas pueden acabar con toda la producción y cultivo de raíz.

Ejemplos de agricultura extensiva

  • Las fincas: En ellas se aplica una combinación de la agricultura y el pastoreo de animales. En ellas se aprovechan los desechos de éstos para su utilización en la tierra como abono. De tal forma, que se busca nutrir y mejorar la calidad del terreno de manera natural. Cabe destacar que también se implementan residuos vegetales o mejor conocidos como composta, para mejorar la siembra.
  • Los sembradíos de arroz en el continente asiático: Se consideran los más grandes productores de este grano. Llevan a cabo la siembra en amplios humedales. Son zonas de tierra planas en donde la superficie permanece húmeda e incluso a veces inundada de manera permanente.
  • La agricultura en secano: Ya nombrada anteriormente, esta práctica depende de la lluvia como fuente para hidratar los suelos y el cultivo. Es una práctica que produce un importante ahorro en agua y mantenimiento sobre todo en sus amplios terrenos.
  • Los sembradíos ecológicos: Son variantes de la explotación expansiva, evitan a toda costa las maquinarias y elementos contaminantes. Confían en productos y elementos que sean lo más natural y sustentable posible con el fin de más que cantidad de alimentos. Ofrecen por tanto, una gran calidad de éstos mismos cultivos.

Este tipo de prácticas extensivas se pueden observar más comúnmente en países con bajos recursos, por la misma razón de que no necesitan de muchas fuentes y cuidados, lo que supone un gran ahorro en estos terrenos.

Si te ha gustado el artículo, también te recomendamos:

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales ¡Muchas gracias!
Proyecto Tierra

Nos apasiona la naturaleza, subir y bajar montañas y ver animales en libertad. Aprendemos del mundo natural a cada paso que damos mientras nos asombramos de su grandeza y majestuosidad. Soñamos con un mundo sano y sostenible. Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las novedades.

Deja un comentario