Árbol Baobab: Un árbol para soñar en las grandes historias

El árbol baobab tiene su lugar en la literatura gracias a Antoine de Saint-Exupéry en su famosa novela El principito. También podemos encontrarlo en los textos del escritor español Gustavo Adolfo Bécquer en su obra El caudillo de las manos rojas.

La popularidad de este árbol va mucho más allá de su valor en la literatura y en la cultura. Sus frutos se han convertido en un superalimento. Bien es cierto que en la actualidad no muchos conocen las bayas del árbol baobab. A continuación, trataremos temas como las propiedades de su fruto, su increíble longevidad y hasta la influencia en la cultura y las leyendas africanas.

Características del árbol baobab

El baobab, o también conocido como Adansonia digitata, es uno de los árboles más curiosos del planeta. Pertenece a la familia Malvaceae y es originario de Madagascar, aunque su presencia también es notable en África continental. La forma de su tronco es muy curiosa, pudiendo tener una circunferencia de hasta 15 m de diámetro, lo que hace que muchas veces se le llame “árbol botella».

El árbol baobab tiene su hábitat en África continental, pero su nombre proviene del árabe “buhibab», que significa “padre de muchas semillas». Su nombre científico proviene del francés.

El baobab africano es un árbol muy estacional, sus hojas solo crecen en los meses más lluviosos, en el caso del hemisferio sur en verano y en el hemisferio norte en invierno.

Este árbol africano tiene un tronco grande e irregular en forma de botella que puede medir entre 5 y 15m de diámetro. La copa es algo más estrecha y no suele superar los 10 m, lo que hace que se asemeje mucho el cuello de una botella. La corteza del baobab es lisa y el interior de su tronco es muy poroso, gracias a esto puede almacenar grandes cantidades de agua en lugares muy secos.

Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan). El principito.¡Haz volar al pajarito!

En cuanto a sus flores, el baobab es un árbol hermafrodita. Esto significa que podemos encontrar los dos sexos en una misma flor. Esto es una ventaja evolutiva para árboles que se encuentran en zonas con muy poca vegetación y escasez de animales con capacidad de polinizar. Sus flores son de color blanco y no suelen medir más de 10cm en los árboles más grandes.

El fruto del baobab se está haciendo cada vez más popular. Se trata de una baya seca de forma alargada que tiene ciertas propiedades nutritivas como vamos a ver en el siguiente apartado.

Fruto del baobab

El fruto del baobab está lleno de cualidades. Puede ser muy útil para extraer aceite de sus semillas y la pulpa se está convirtiendo en una fruta muy apreciada. El baobab es un árbol con un tronco muy fibroso con un alto contenido de agua; hasta el tronco puede servir como alimento para ganado en los largos meses de sequía.

Las bayas de baobab son un fruto rico en vitamina C, potasio, fibra y calcio. Entre sus cualidades podemos destacar su fuerte componente antioxidante y su capacidad para fortalecer el sistema inmunitario. Puede ser un alimento perfecto para complementarlo en dietas con falta de hierro ya mejora su absorción y ayuda a reducir el cansancio y la fatiga.

Es un fruto con un alto contenido en fibra, casi la mitad de sus componentes, lo que lo hace perfecto para controlar el sistema digestivo y el tránsito intestinal.

Lo cierto es que cada vez se está haciendo más popular el fruto del baobab. Empezó utilizándose en bebidas vegetales, pero cada vez es más común encontrarlo en dulces, batidos, helados y smoothies. Gracias a sus cualidades lo podemos considerar un superalimento que puede ser perfecto como suplemento alimenticio en dietas con carencias.

El árbol baobab en la cultura

El árbol baobab puede llegar a vivir más de 1.500 años en las condiciones adecuadas. Se continúa investigando al respecto pero algunos podrían llegar a ser mucho más viejos. Esta longevidad le ha dado cierta fama en los mitos y leyendas de las culturas locales africanas.

La cultura más próxima que se ha visto influenciada por el árbol baobab es Madagascar. Este árbol es el símbolo nacional del país y no hay una ciudad de África que no tenga una de sus avenidas más importantes con este nombre.

Un árbol de leyendas

Este árbol africano también tiene cierta influencia en muchas de las leyendas del continente africano. En la cultura local se comparan a los baobabs con los dioses del poder de la vida eterna, gracias a su enorme longevidad. Existen ciertas leyendas en las que se narra que los baobabs se cegaron con el regalo de la longevidad y empezaron a crecer desmesuradamente, lo cual los dioses se lo tomaron como un desafío.

El castigo de los dioses como lección de humildad fue plantarlos al revés, así es como se explica en la cultura ancestral africana la curiosa forma de estos árboles.

Dentro del continente africano podemos encontrar otros referentes. El árbol baobab está presente en el escudo de Senegal desde 1965. Es en este país donde podemos encontrar el mayor número de estos árboles por detrás de Madagascar, por lo que su influencia en las leyendas y la cultura ancestral del pueblo senegalés es indudable.

En los siglos XIX y XX prácticamente toda África cayó en manos del colonialismo europeo. Esto hizo que la cultura alrededor del árbol baobab se trasladase de las colonias a la metrópolis. Fue el caso de Francia que siempre tuvo mucha influencia sobre Senegal.

Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores. El principito.¡Haz volar al pajarito!

En el libro de El Principito del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry trata el tema de los árboles comparándolos con malas hierbas que hay que arrancar del suelo del asteroide en el que viven antes de que crezcan demasiado y lo destruyan. Entre estos árboles aparece el árbol baobab.

Baobab y cambio climático

En los últimos años, la fama de este árbol no ha parado de crecer fuera de África. Lo cierto es que los baobabs son cada vez más débiles y los más longevos están muriendo sin razón aparente. Se cree que la causa de esta muerte repentina puede ser el cambio climático.

De momento se está estudiando si el aumento de la temperatura media global y el cambio del ciclo de las estaciones está produciendo que el árbol africano muera repentinamente. En las últimas décadas ya han muerto tres cuartos de los baobabs más antiguos del mundo, con edades comprendidas entre 1.100 y más. Las cifras son alarmantes.

Si te ha gustado el artículo árbol baobab, también te recomendamos:

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales ¡Muchas gracias!
Proyecto Tierra

Nos apasiona la naturaleza, subir y bajar montañas y ver animales en libertad. Aprendemos del mundo natural a cada paso que damos mientras nos asombramos de su grandeza y majestuosidad. Soñamos con un mundo sano y sostenible. Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las novedades.

Deja un comentario