Bolsas de basura: elige plástico reciclado y reciclable

Un reciente estudio de National Geographic ha demostrado que la producción mundial de plástico ha aumentado de manera exponencial desde 1950, año en el que se produjeron 2,3 millones de toneladas. En 1993 se produjeron 162 millones, y en 2015 se produjeron 448 millones de toneladas. Las bolsas de basura tienen mucho que ver en estos números.

Hay que tener en cuenta que el plástico tarda de media unos 450 años en desintengrarse. Los deshechos de plástico destinados a envase como las bolsas de plástico suponen la mitad de toda la cantidad de basura plástica que se genera a nivel mundial, y la mayoría no se recicla.

Para frenar este problema, cada vez es más común encontrar en supermercados bolsas de plástico reciclado y otras alternativas.

Bolsas de basura¿Qué son las bolsas de plástico reciclado?

Según Green Peace, las bolsas de plástico tienen una vida útil de 15 minutos de media antes de desecharse, y casi la mitad de ellas se utilizan solo una vez. Las bolsas de plástico reciclado se han elaborado con materiales reciclados, generalmente plástico, que ayudan a conservar el medio ambiente y cumplen las normas marcadas por la UE en materia de plástico.

Cada vez que reciclas estás dando vida al planeta.¡Haz volar al pajarito!

Las bolsas de basura recicladas varían en su composición o en la forma en la que se van a degradar. En la actualidad, existen los siguientes tipos de bolsas de plástico reciclado.

Bolsas de basura (y otras) de plástico reciclables

Estas son las bolsas de polietileno convencionales. Son las más contaminantes puesto que para su fabricación se emiten altas cantidades de CO2 y generalmente tardan más de 100 años en descomponerse.

Aunque su fabricación es muy contaminante con el medioambiente, todas las bolsas de plástico pueden ser recicladas depositándolas en el contenedor amarillo. Existe tal cantidad de bolsas que solo se reciclan un 10%, pero estas bolsas permiten darle una segunda vida al plástico. Menos es nada.

Bolsas biodegradables

Estas bolsas están fabricadas con compuestos orgánicos como fécula de patata o maíz. Las bolsas biodegradables pueden descomponerse en nutrientes, los componentes de estas bolsas son beneficiosos para la biomasa y su descomposición en nutrientes es más rápida al estar en contacto con la luz solar o agua.

Su elaboración requiere gran cantidad de energía, igual o mayor a la de las bolsas de plástico reciclables. No es tan frecuente verlas como bolsas de basura, sino más bien como bolsas auxiliares para fruta o verdura en los supermercados.

Bolsas compostables

Las bolsas compostables son biodegradables, aunque el hecho de que sus componentes sean biodegradables, no significa que siempre sean compostables. Lo que hace que el material con el que están fabricadas estas bolsas se pueda reutilizar es la facilidad para descomponerse.

Para que una bolsa sea compostable tiene que tardar lo mismo en descomponerse que lo que tardaría la materia orgánica que llega a las plantas de compostaje. Las bolsas compostables están marcadas con el sello “OK compost» que indica que son aptas para hacer compost.

Bolsas degradables

Las bolsas degradables son bolsas convencionales a las que se les añade un aditivo especial que acelera la degradación del plástico en contacto con el oxígeno o la luz.

La degradación de las bolsas no es apreciable a simple vista, pero genera un material externo que pasará a la cadena trófica.

Bolsas reutilizables

Son las que más están creciendo en los últimos años. Las bolsas reutilizables son aquellas que permiten hacer más de un uso de ellas.

Los materiales más comunes de los que se pueden fabricar estas bolsas son de tela, nylon, algodón, poliéster, etc. También es cierto que este tipo de bolsas no se suelen usar como bolsas de basura, sino como bolsas para otros usos del día a día. También es frecuente utilizar estas bolsas para almacenar productos que luego reciclaremos, como botellas de vidrio, etc.

Sin embargo, un nuevo estudio del Ministerio de Medio Ambiente y Alimentación de Dinamarca, indica la dificultad de estas bolsas para ser recicladas, al contar con diferentes tintes, en ocasiones perjudiciales. El estudio indica que para que éstas bolsas tengan un uso eficiente deben usarse 20.000 veces para compensar su inversión energética. Es frecuente que se rompan o dañen mucho antes.

Nueva normativa de la Unión Europea en artículos de plástico

El 3 de julio de 2021 entró en vigor la nueva normativa de la Unión Europea en materia de plástico. Esta Directiva prohíbe la venta de artículos de plástico de un solo uso, esto afecta considerablemente a las bolsas de basura. También afecta a productos tan comunes en el día a día como cubertería de plástico de usar y tirar, bastoncillos, filtros de plástico para tabaco, pajitas, bolsas de plástico, globos, aparejos de pesca, etc.

Las bolsas vendidas en la caja de los supermercados y las bolsas de basura convencionales que se pueden encontrar en los lineales, tienen que poder tener más de una vida. Esto significa que tienen que abandonar la idea de “usar y tirar» y apostar por reutilizar o reciclar.

La Unión Europea ha marcado que los fabricantes estarán obligados a partir de ahora a incluir un etiquetado con advertencias sobre el impacto medioambiental que genera consumir ese producto. Ante esto, la alternativa de crear materiales sustitutivos al plástico está aumentando.

En el caso de España, aún está pendiente de su aprobación la Ley de Residuos y Contaminación del Suelo. Esta ley ampliará los puntos clave de la Directiva europea mencionada anteriormente y concretará los aspectos territoriales que afectarán a España en este ámbito.

Como muchas leyes y directivas aprobadas por la Unión Europea, los estados miembro deben desarrollarla más extensamente en su ámbito local y marcar unas pautas similares, así que aún habrá que esperar un poco para conocer la normativa española.

Bolsas de basura: Alternativas sostenibles con el medioambiente

Ante los datos preocupantes de la contaminación del plástico, surgen alternativas más sostenibles y comprometidas con el medioambiente, alternativas como Relevo.

Esta marca valenciana fabrica bolsas de basura que no incluyen nada de plástico virgen (plástico de nueva creación). Sus bolsas están fabricadas con plástico desechado que ha pasado por un proceso de tratado que lo hace apto para su reutilización.

Reciclar es la forma más elevada de cultura.¡Haz volar al pajarito!

Relevo contribuye al reciclaje del plástico para darle una segunda vida, además ayuda a disminuir la cantidad de recursos no renovables que se gastan en el planeta. Además tienen un importante compromiso con la educación y concienciación sobre el medioambiente.

Esta empresa dedica un porcentaje de sus beneficios a generar contenido educativo para niños y niñas sobre el reciclaje y sus efectos en el medioambiente.

Relevo empezó como una pequeña empresa de amigos con un compromiso común, pero desde su nacimiento no ha dejado de crecer. En este momento se pueden encontrar sus bolsas de basura en grandes supermercados como Hipercor, Eroski, Supercor, el supermercado de El Corte Inglés, Alcampo, Carrefour, Simply, Aikider, Clarel, y hasta Amazon. Y lo mejor, se pueden comprar tanto online como físicamente.

Si te ha gustado el artículo, también te recomendamos:

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales ¡Muchas gracias!
Proyecto Tierra

Nos apasiona la naturaleza, subir y bajar montañas y ver animales en libertad. Aprendemos del mundo natural a cada paso que damos mientras nos asombramos de su grandeza y majestuosidad. Soñamos con un mundo sano y sostenible. Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las novedades.

Deja un comentario