Bosque de Noruega (Gato): También llamados Skogkatt o “Wegies”

Los gatos Bosque de Noruega son también conocidos como Skogkatt en su Noruega natal y afectuosamente llamados “Wegies”. Estos hermosos felinos son una raza antigua de pelo semilargo, que aparecen en cuentos de vikingos y mitología noruega desde hace cientos de años. Una raza de gatos que en la actualidad, son especialmente populares en algunos países europeos, tales como: Noruega, Dinamarca, Francia, Suecia e Islandia.

Aunque en anteriores ocasiones ya nos hemos centrado en alguna curiosidad de los gatos, en esta ocasión nos centramos en esta raza en concreto.

Breve historia de los gatos bosque de Noruega

Con seguridad, lo que es cierto es que los gatos bosque de Noruega existen desde hace mucho tiempo. Su origen sigue siendo un misterio, por lo que existen diferentes teorías. Una de ellas es que el gato Angora turco es su ancestro de cuando fueron llevados desde Bizancio a la actual Noruega por guerreros escandinavos que sirvieron al Imperio Bizantino; aunque también se les relaciona como descendientes del gato Siberiano de Rusia.

Otra teoría apunta que, en principio, eran gatos de pelo corto traídos desde Gran Bretaña hasta Noruega, donde por selección natural, para sobrevivir se adaptaron al duro clima del país nórdico.

No heredamos la tierra de nuestros ancestros, la tomamos prestada de nuestros hijos (Proverbio nativo americano).¡Haz volar al pajarito!

Independientemente de las teorías, en diferentes cuentos de la mitología nórdica se menciona a grandes gatos de pelo largo que habitaban en las montañas y con una increíble capacidad para escalar paredes rocosas. Además de haber sido una raza muy apreciada por los vikingos, hasta el punto de viajar con ellos en sus barcos durante largas travesias.

gato bosque de noruega

Debido a las habilidades de caza de estos hermosos gatos, resultaron especialmente atractivos para los granjeros con el objetivo de controlar las plagas de sus cultivos. Será solo a inicios del siglo XX que se descubrieron por los amantes de los gatos.

Finalmente, en los años correspondientes a la década de los 70, se iniciaron esfuerzos para la preservación de esta raza, luego de que la misma estuviese en peligro durante años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, por cruzarse notoriamente con gatos domésticos locales.

Atributos físicos del gato bosque de Noruega

Los Wegies son gatos fuertes de tamaño mediano a grande, de huesos pesados y estructura musculosa. Los machos pueden pesar de 6 a 8 Kg, mientras que las hembras son un poco más pequeñas y su peso oscila alrededor de 6 Kg. Por su parte, suelen tardar entre 4 y 5 años hasta alcanzar su tamaño definitivo.

Estos gatos se caracterizan por tener un pecho ancho, con un distinguido pelaje pesado y de doble capa. La capa interna del pelaje es densa y los mantiene calientes, mientras que la superior es más suave y con pelos largos brillantes y resistentes al agua. Su pelaje suele verse más lleno en la época invernal, debido a que la capa interna se encuentra en pleno desarrollo y puede demorarse alrededor de 3 años, hasta que el pelaje madure completamente.

La naturaleza es la mejor maestra de la verdad (San Agustín).¡Haz volar al pajarito!

La cola de los gatos Bosque de Noruega es larga, más ancha en la base y tupida. La cual suelen usar como manta cuando duermen para evitar que el calor corporal se escape. Por su parte, la cara tiene una forma triangular, teniendo la misma longitud al medir desde la parte exterior de la base de las orejas hasta la punta de la barbilla. El pelo de la cara es largo, y tienen una barbilla fuerte que está alineada con el frente de la nariz.

Sus orejas son anchas en la base y redondeadas en la punta, viéndose como si estos gatos estuviesen siempre en estado de alerta. En cuanto a sus extremidades, las traseras son más largas que las delanteras, teniendo patas grandes y redondas.

bosque de noruega

Los Wegies tienen unos cautivadores ojos grandes y de forma almendrada. Aunque presentan una amplia gama de colores, suelen variar entre los tonos verdes y dorado.

Rasgo de personalidad

Los bosque de Noruega son gatos amigables capaces de encajar en cualquier familia y conocidos por su gran adaptabilidad a cualquier entorno. Son muy independientes, por lo que no suelen ser gatos falderos, pero les encantan los mimos (entre las orejas o debajo de la barbilla). Tampoco son muy ruidosos, se comunican moderadamente, haciéndolo usualmente cuando realmente necesitan algo y se les ignora.

Te invitamos a que conectes con la naturaleza.

Te contamos curiosidades sobre lugares, animales y mucho más. Suscribirse es gratis. Darse de baja también.

No te apuntes si no te gusta la naturaleza.

Términos, Condiciones y Privacidad*

Son excelentes escaladores y cazadores por naturaleza, de manera que son muy juguetones y activos. Así que será normal verlos en el punto más alto que puedan alcanzar en el hogar o en algún árbol cercano. Por esta razón, es preferible que vivan en hogares con amplios espacios y, por ejemplo, que haya árboles para gatos o exteriores que puedan explorar.

Salud de los bosque de Noruega

Los gatos bosque de Noruega son por lo general muy sanos y con una larga vida que va de 14 a 16 años, en promedio. Sin embargo, al igual que otros gatos de raza o mestizos, pueden ser mayormente susceptibles a padecer los siguientes problemas de salud. Miocardiopatía hipertrófica (la más común de las enfermedades cardíacas en esta raza), displasia de cadera, enfermedad renal poliquística. Además, la enfermedad de almacenamiento de glucógeno IV, siendo esta última una rara y mortal enfermedad hereditaria que afecta el metabolismo de la glucosa que es detectada a través del ADN del gato.

Cuidados

El pelaje de esta raza del gato bosque de Noruega conviene peinarse una o dos veces por semana utilizando un cepillo de cerdas, de alambre o de acero inoxidable. Rara vez necesitan bañarse debido a que su pelaje es prácticamente resistente al agua, por lo que al mismo tiempo puede ser difícil mojarlos lo suficiente.

Es recomendable que las comisuras de los ojos se limpien diariamente con un paño suave y húmedo para eliminar las secreciones. Igualmente, es aconsejable semanalmente un cepillado dental para prevenir la enfermedad periodontal. Además, será necesario una revisión de las orejas que, de estar sucias, se recomienda usar un algodón o paño humedecido con agua tibia.

Es importante tener en cuenta que debido a su condición de ser un gato de clima frío, en períodos con veranos muy calurosos o días en general con temperaturas demasiado altas, se mantenga el gato dentro de casa, con acceso a mucha agua y climatizado.

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales ¡Muchas gracias!
Proyecto Tierra

Nos apasiona la naturaleza, subir y bajar montañas y ver animales en libertad. Aprendemos del mundo natural a cada paso que damos mientras nos asombramos de su grandeza y majestuosidad. Soñamos con un mundo sano y sostenible.

Deja un comentario