Cera de Abeja: Qué es y cómo se produce

En esta ocasión hablamos de la cera de abeja. La abeja, cuyo nombre científico es apis mellífera corresponde a una especie de himenóptero apócrito de la familia Apidae es la especie de abeja más conocida y con mayor distribución en el mundo.

Aunque es originaria de Europa, África y parte de Asia, también ha sido introducida en América y Oceanía y una de sus funciones principales son las de polinizar y la creación de cera.

La cera de abeja, como su propio nombre indica, es el material que utilizan éstas para construir sus nidos. Es producida por las abejas melíferas jóvenes las cuales las segregan voluntariamente como líquido siempre que la necesitan a través de las glándulas ceríferas.

Cómo se produce la cera de abeja

Las abejas de 10 a 18 días de edad son las que empiezan a segregar el líquido. El cual, al contacto con el aire, se endurece y se forman pequeñas escamas de cera que salen de entre los anillos del abdomen.

Sin abejas, no hay polinización, no hay agricultura, no hay alimenos, no hay animales, no hay humanos.¡Haz volar al pajarito!

Las abejas con la ayuda de las patas posteriores se llevan las escamas de cera hacia atrás. Más adelante, con la ayuda de las patas delanteras, se llevan las escamas a la mandíbula y la mastican, impregnándolas de saliva y añadiendo pequeñas cantidades de polen y propóleos.

Durante todo este proceso y para que se produzcan estas transformaciones, es imprescindible que aparezcan ciertos componentes. Estos componentes actúan como iniciadores y catalizadores de las distintas reacciones químicas.

Después de todo este transcurso, se crean unas láminas maleables que las abejas las utilizan para construir los alvéolos hexagonales de sus panales. Los alvéolos de los panales se utilizan para conservar la miel y el polen. Además, la reina deposita allí sus huevos y las nuevas abejas se crían en el interior.

Es importante destacar que la cera es producida por todas las especies de abejas melíferas. La cera producida por las distintas especies de abejas tiene unas propiedades tanto físicas como químicas diferentes.

Cuándo se produce la cera de abeja

La secreción de la cera está sometida a los siguientes factores:

  • Tiene que haber una gran población de abejas jóvenes, que tal y como hemos mencionado anteriormente tienen que tener entre 12 y 18 días de edad.
  • Es elemental que la temperatura del interior de la colmena sea elevada y se encuentre entre los 33 y los 36ºC.
  • La alimentación de las abejas jóvenes tiene que ser muy copiosa. Es decir, tiene que entrar grandes cantidades de miel y polen. Más o menos, para segregar un kilo de cera, las abejas deben consumir unos 10 o 12 kilos de miel aproximadamente.
  • Las necesidades de la colonia son muy cambiantes y variables. En periodos de abundancia, se segrega muchísima cera. Sin embargo, en carestía la secreción es nula.

Cómo es la cera de abeja

La cera recién producida por dichas abejas jóvenes es de color blanco. Aunque, va adquiriendo el color amarillo tan característico a medida que entra en contacto con las secreciones bucales de las abejas, la miel, el polen y los propóleos.

Cómo conocer la calidad de la cera

Se puede conocer si la cera es 100 pura según su pureza y color. La cera de color claro tiene una mayor pureza que la de color oscuro. Esto es debido a que la de color oscuro puede haber sido contaminada o sobre climatizada.

La cera más fina se extirpa de la fundición de los opérculos. Es decir, de las capas más finas de la cera que las abejas utilizan para cubrir la miel cuando ya está en su punto.

Esta cera que se ha creado es pura y blanca y es la presencia del polen lo que le da el color amarillo tan característico.

Cómo se extrae la cera de abeja

Anteriormente, se ha mencionado que la cera más fina es la que se extirpa de la fundición de los opérculos.

Aproximadamente, el peso de los opérculos extraídos en la cosecha está en torno al 2 y al 5% del peso de la miel producida y el rendimiento depende de factores como: la raza, la cantidad de abejas jóvenes, del aporte del néctar o de la cantidad del polen recogido. Es importante conocer que, en situaciones críticas, las abejas mezclan la cera con otros materiales para sacar el rendimiento.

Mediante un proceso de filtrado o de centrifugado, hay que purificar la cera y retirar de los opérculos toda la miel posible. Una vez realizado esto, se lava y se funde la cera en baño maría a una temperatura inferior a los 65ºC para que sus propiedades se mantengan intactas.

Cuando se haya fundido la cera con el agua, se filtra y se vierte en recipientes de acero o plástico para enfriarla. Al poco tiempo del enfriamiento, se van separando las distintas impurezas mediante un proceso de decantación.

Por último, se crea un bloque de cera que puede tener impurezas pero que se pueden retirar raspándolas.

Usos de la cera de abeja

Antiguamente, toda la cera se destinaba a la fabricación de velas ya que no había otra forma de obtener luz. De hecho, en la actualidad, todavía hay religiones que no permiten en sus templos el uso de otras velas que no sean las fabricadas con cera de abejas.

La flor no sueña con la abeja, florece y la abeja viene. Mark Nep.¡Haz volar al pajarito!

Más allá de la fabricación de velas, la cera tiene unos usos muy diversos ya que se emplea en electrónica, armamento, industria textil y vidriera…

Además, también se utiliza para el mantenimiento y limpieza de los zapatos de piel. Gracias a la cera, la piel del zapato está nutrida e hidratada y suaviza las arrugas de los zapatos

Uso como cosmética natural

Cada vez es más común utilizar la cera de abeja en la cosmética natural e incluirla en cremas limpiadoras, pintalabios, cremas de afeitar…

Cualquier producto que contenga cera de abeja suaviza la piel. Normalmente, la cera blanca entra en composición de cremas nutritivas, de limpieza y en mascarillas para la cara. Esto es debido a que es un material excelente base del que se obtienen muchos beneficios.

Actualmente la población de abejas está descendiendo, es muy importante mantener las distintas colmenas y protegerlas en general, ya que son indispensables para la biodiversidad.

Si te ha gustado el artículo, también te recomendamos:

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales ¡Muchas gracias!
Proyecto Tierra

Nos apasiona la naturaleza, subir y bajar montañas y ver animales en libertad. Aprendemos del mundo natural a cada paso que damos mientras nos asombramos de su grandeza y majestuosidad. Soñamos con un mundo sano y sostenible. Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las novedades.

Deja un comentario