Península Arábiga: La cuna del islam y el pueblo árabe

La península Arábiga o Arabia es la región del Oriente Medio considerada la cuna de la religión del islam y del pueblo árabe. Posee la mayor extensión territorial del mundo peninsular, abarcando 3.237.500 kilómetros cuadrados. Ocupa una importante posición geopolítica en el Oriente Medio, producto de sus inmensas reservas petrolíferas y de gas natural.

Aunque en otras ocasiones ya hemos hablado de otras penínsulas, como la península de Yucatán, en esta ocasión nos centramos en la arábiga.

Datos históricos de la península arábiga

Los primeros habitantes de la península Arábiga eran pastores nómadas que atravesaban la zona en busca de pastos frescos para su ganado.

Las primeras civilizaciones de la península Arábiga, la Minaean, la Sabaean y la Himyarites, se formaron en las partes más húmedas de la región, situadas en el extremo suroeste. Algunos historiadores creen que la reina de Saba, mencionada en la Biblia, el Corán y en los antiguos papiros egipcios, fue en realidad la gobernante de los sabeos durante el apogeo de su poder.

peninsula arabiga - Bahrain
Baréin

El ascenso de estos reinos se vio facilitado por la abundancia de incienso y mirra en la zona, que alcanzaban un alto precio en el mercado. El control de estas y otras especias hizo que la península arábiga fuese un punto de disputa en el mundo antiguo. Esto supuso un ataque militar por parte de los egipcios para hacerse con el control del comercio. Sin embargo, el ataque fracasó y los himyaritas siguieron dominando el comercio en la zona.

Posteriormente, los romanos crearon rutas comerciales hacia el Mar Rojo. Por su parte, el golfo Pérsico era también una ruta marítima de vital importancia para el comercio, donde los marineros podían viajar sin perder de vista la tierra. Igualmente, aprovecharon la posición geográfica única de esta península para convertirse en protagonistas del comercio internacional con China, Egipto y la India.

Se considera que la historia temprana del comercio en la península Arábiga preparó el terreno para los tiempos modernos. La exportación de recursos naturales sigue siendo el principal motor de la economía en la región. Se ha pasando de las especias al petróleo y sus derivados a partir del siglo XX. Actualmente es en la península y, principalmente Arabia Saudita, donde se concentran las mayores reservas mundiales de petróleo.

peninsula arábiga
Vista aérea península Arábiga

Localización estratégica

La península Arábiga se encuentra situada en el suroeste de Asia. Es considerada una zona importante de Oriente Medio, que además representa una encrucijada entre África (oeste) y Asia (este).

Está emplazada al noreste entre costas del golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el golfo de Omán; al sur con el mar Arábigo y el golfo de Adén, mientras que al oeste con el mar Rojo. El norte de la península Arábiga se fusiona con el desierto de Siria y sin establecerse una línea clara de demarcación. Normalmente se considera que el límite norte de la península son las fronteras norte de Arabia Saudita y Kuwait.

Te invitamos a que conectes con la naturaleza.

Te contamos curiosidades sobre lugares, animales y mucho más. Suscribirse es gratis. Darse de baja también.

No te apuntes si no te gusta la naturaleza.

Términos, Condiciones y Privacidad*

A pesar de que geográficamente también incluye partes de los países de Jordania e Irak, coincidiendo con el desierto de Arabia, desde el punto de vista político los países que componen la península Arábiga son: Omán, Kuwait, Qatar, Baréin, los Emiratos Árabes Unidos (EUA), Arabia Saudita y Yemen.

Cabe destacar que, con la excepción de Yemen, estos países llamados usualmente los Estados del Golfo Árabe, han presentado un impresionante desarrollo económico a partir de las abundantes reservas de petróleo y gas que exportan.

Lengua y religión de la península arábiga

El idioma oficial de los países de la península Arábiga es el árabe. Culturalmente, se considera la patria de la familia lingüística proto-semítica, la cual a su vez es catalogada por muchos lingüistas como la lengua original de la mayoría de los pueblos de la región, incluidos: árabes, asirios, acadios, y hebreos. Por lo que de acuerdo con esta teoría, la península Arábiga fue seguramente el lugar de nacimiento de la mayoría de las lenguas de Oriente Medio.

En cuanto a la religión, la mayoría de la población en la península Arábiga se adhiere a los principios del islam, además de guiarse por la ley religiosa en su todos los actos de su vida cotidiana. Este hecho es especialmente notable en Arabia Saudita y Yemen, donde se concentra el mayor número de practicantes del islam de la región.

peninsula arabiga
Qatar

Mahoma fundó el islam en el siglo VII y esta religión reunió a todo el territorio árabe. Asimismo, la vida religiosa de la península Arábiga se congrega en La Meca, lugar de nacimiento de Mahoma, y Medina, ciudades ubicadas en Arabia Saudita que son de vital importancia para los fieles creyentes del islam. Anualmente miles de musulmanes asisten a la gran peregrinación, debido a que todo musulmán debe peregrinar por este camino al menos una vez en su vida. Como dato curioso, la entrada a ambas ciudades está totalmente prohibida para los no creyentes del islam.

Geografía y clima de la península arábiga

El relieve de esta península presenta una gran meseta central (Nejd o Néyed) con valles fértiles; una variedad de tierras costeras pantanosas y tramos de montañas en la costa oeste y sureste, siendo el Jabal Al-Nabi Shu’ayb con 3.666 metros el pico más alto, ubicado en Yemen. Adicionalmente, casi la totalidad del territorio (con excepción de algunas zonas cercanas a la costa) está cubierto por desiertos, tales como el An-Nafud, Ad-Dahna, y Rub’ al Khali.

Por otro lado, la península Arábiga tiene un clima seco y árido, donde el territorio presenta pocas precipitaciones anuales. Existen algunos lagos y ríos permanentes, estos últimos llamados “wadis”, por ejemplo, están llenos solamente durante las estaciones húmedas.

El clima seco en combinación con la falta de agua, no permiten el desarrollo agrícola a gran escala. A saber, los únicos lugares donde se puede cultivar en los extensos desiertos son los oasis, y estos son muy pocos en la región; mientras que los únicos países que cuentan con agricultura desarrollada son Yemen y Omán, donde se ubica la zona montañosa.

Como dato curioso, algunos geólogos afirman que la clasificación o denominación correcta de esta región debería ser “subcontinente arábigo” y no península Arábiga, debido a que se encuentra situada en una placa tectónica completamente separada de los continentes vecinos.

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales ¡Muchas gracias!
Proyecto Tierra

Nos apasiona la naturaleza, subir y bajar montañas y ver animales en libertad. Aprendemos del mundo natural a cada paso que damos mientras nos asombramos de su grandeza y majestuosidad. Soñamos con un mundo sano y sostenible.

Deja un comentario