Plantar árboles: ventajas de hacerlo. Cómo y cuándo

La vegetación es un bien necesario para poder minimizar el impacto medioambiental. En los últimos años, debido a la deforestación de los bosques provocada tanto por incendios como por la tala incontrolada, se ha hecho más necesario que nunca plantar árboles.

Ventajas de plantar árboles

Plantar árboles tiene muchos beneficios para la salud del planeta, tanto a corto como a largo plazo. Por ello, vamos a contar algunas ventajas de plantar árboles.

  • Las masas de árboles, como los bosques, amortiguan los ruidos.
  • Retienen las partículas de polvo que se están suspendidas en el aire.
  • Liberan vapor de agua que consiguen refrescar el aire.
  • Cogen el CO2 de la atmósfera y lo convierten en oxígeno.
  • Protege al suelo de la erosión.
  • Devuelven el agua a la atmósfera por medio de la evaporación, por lo que intervienen en el ciclo del agua.
  • Retienen el agua de lluvia y consiguen que se filtre a los acuíferos, evitando tanto sequías como inundaciones.

Cómo plantar un árbol

Plantar un árbol lleva implícitas numerosas ventajas. Sin embargo, es conveniente saber algunas cosas sobre cómo plantar un árbol.

Escoge correctamente el momento y la ubicación para plantar árboles

El momento más indicado para plantar árboles es tanto en otoño como a principios de primavera. En estos momentos es cuando la planta está en estado más inactivo y por tanto, le afectará menos cualquier tipo de cambio.

Recuerda que es imprescindible elegir la ubicación en consecuencia del tamaño que el árbol puede llegar a alcanzar.

Los árboles exhalan para que nosotros podamos inhalarlos y permanecer vivos. ¿Podremos alguna vez olvidar eso? Amemos a los árboles hasta nuestro último aliento (Munhia Khan)¡Haz volar al pajarito!

Prepara el estado del suelo

Una vez hayas elegido la ubicación donde va a ir el árbol, limpia el lugar de maleza, césped o flores. Conviene quitar toda la competencia con el árbol que vas a plantar para que pueda absorber todos los nutrientes y la humedad del suelo sin problemas.

Excava un hoyo

Es conveniente que el hoyo que vas a cavar sea al menos el doble de ancho y de profundidad que el núcleo de la raíz. No caves únicamente el tamaño del diámetro de la planta, la razón de esto es que el árbol pueda tener el espacio suficiente para extenderse. Ten esto en cuenta para plantar árboles.

El espacio disponible se rellenará con tierra nueva. Esta mezcla estará bien suelta para que las raíces pueden atravesarlo con menos esfuerzo. Si ponemos muchos impedimentos o superficies duras las raíces serán incapaces de abrirse hueco, lo que derivaría en una imposibilidad o dificultad de crecimiento.

Retira la planta de la maceta

Una vez hecho el agujero, gira la planta boca abajo y golpea el borde de la maceta. Seguro que esta parte la has visto mil veces a otros y te habrás preguntado por qué lo hacen. Gracias a esto extraerás más fácil el árbol de la maceta que si tiras directamente. Saca el árbol del contenedor y corta con cuidado las raíces rotas.

Rellena el fondo del agujero con tierra

Cuando hayas colocado el árbol, rellena la parte inferior del agujero con tierra. Comprueba que la profundidad de plantación es la adecuada y que el árbol está recto. Una vez hechas las comprobaciones necesarias, rellena el hoyo con cuidado y con firmeza.

No es recomendable aplicar abono en el momento justo de la plantación. Si las condiciones climáticas son muy secas, riega el árbol cada pocos días.

Consejos para plantar árboles en zonas áridas

Para plantar árboles en zonas áridas, es completamente necesaria la preparación del suelo. Por ejemplo, cavaremos un hoyo de 40cm de diámetro. Una vez se ha abierto este hoyo, se colocará un tubo que se irá rellenando de piedras para conseguir formar un pozo seco.

A continuación, se introducirá la tierra. La cantidad exacta dependerá tanto del tipo de suelo como del tipo de tierra. Cuando se haya realizado este paso, se mezclará con el suelo y rellenaremos el hoyo que hemos realizado.

Aquel que planta un árbol, planta una esperanza. (Lucy Larcom)¡Haz volar al pajarito!

La siguiente acción a realizar será la extracción del tubo. El canal de piedras quedará tapado por una capa de tierra que facilitará la filtración profunda del agua.

Más tarde, realizaremos otro hoyo más grande y profundo que las raíces del árbol que queremos introducir. Extraemos la planta del contenedor con sumo cuidado para no producir ningún daño a la planta. La colocamos en el hoyo y tapamos.

El siguiente paso para plantar árboles en zonas áridas, será hacer pequeños surcos de 20cm de ancho y unos 150 cm de longitud para ayudar a dirigir la corriente del agua hacia el lugar que nos interese. Por último, se pondrá una capa de piedras que reducirá la evaporación del agua.

Cuáles son los mejores árboles para plantar

Para conocer cuáles son los mejores árboles para plantar, deberás tener en cuenta las características de cada tipo de plantación y dónde se va a realizar la plantación del árbol.

Podrás elegir plantar árboles según su tipo de hoja

  • Árboles de hoja caduca: son aquellos en los que pierden sus hojas en alguna época del año, generalmente en otoño. La gran ventaja de este tipo de árbol es que en las estaciones más calurosas dan más calor y cuando se le caen las hojas deja pasar la luz.
  • Árboles de hoja perenne: sus hojas son duraderas durante todo el año, por lo que proporcionan verdor en invierno y no tendrás que preocuparte por recoger sus hojas.

Árboles que dan buena sombra

Aquí se clasifican aquellos que tienen una copa amplia, lo cual es idóneo para proporcionar sombra. La mayoría son de hoja caduca y podemos encontrar: arces, castaños o catalpa, entre otros.

Árboles florales

Dentro de esta clasificación podremos distinguirlos según el color de sus flores:

  • Flores rosas: alguno de estos árboles son el Manzano de flor, el Manzano silvestre o el Espino blanco.
  • Flores blancas: como el Naranjo amargo, el Magnolio o el Castaño de indias.
  • Flores amarillas: dentro de este grupo se encuentra la Acacia azul, Aromo, Mimosa Dorada o Jabonero de la china.
  • Flores lilas: podemos ubicar aquí la Paulonia, Jacarandá o Altea.
  • Flores rojas: como el Eucalipto rojo, el Granado o el Manzano rojo.

Tal y como hemos mencionado al principio del artículo, la desertificación presenta uno de los principales problemas ambientales y socioeconómicos a nivel mundial. Por ello, la reforestación es necesaria para restaurar muchas zonas deterioradas. Conviene que seamos conscientes de ello para poder ayudar a conservar los bosques e impulsar nuevas iniciativas.

Si te ha gustado el artículo, también te recomendamos:

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales ¡Muchas gracias!
Proyecto Tierra

Nos apasiona la naturaleza, subir y bajar montañas y ver animales en libertad. Aprendemos del mundo natural a cada paso que damos mientras nos asombramos de su grandeza y majestuosidad. Soñamos con un mundo sano y sostenible. Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las novedades.

Deja un comentario